Make your own free website on Tripod.com

La Casa de Retiro Luis Elizondo es una institución de beneficencia privada, que funciona como tal desde el año de 1956, fecha a partir de la cual ha brindado residencia y atención integral a personas de la tercera edad.

Nuestra Casa es la obra benéfica que más satisfacción le dio a Don Luis Elizondo Lozano, ilustre filántropo regiomontano.

Escribe Don Luis: “De todas las obras asistenciales que he construido, ninguna me ha dado hasta hoy tantas satisfacciones como la construcción de éste asilo. Desde que mi esposa y yo visitamos el asilo de la ciudad en una posada navideña, fue tan fuerte la emoción que recibimos mi esposa y yo, tantas las atenciones que nos prodigaron, que allí mismo acordamos estudiar el proyecto de construir un asilo, pero especialmente adecuado para este objeto”.(Notas autobiográficas, Luis Elizondo, sin fecha ).

Desde entonces La Casa de Retiro “Luis Elizondo” ha servido a la comunidad de la tercera edad que ha necesitado de un hogar en donde pueda recibir atención, apoyo y confort espiritual.

Escribe Don Luis: “Su construcción fue encomendada al Ing. Héctor González Treviño quien presentó el mejor proyecto con cupo para 120 asilados, en el que se incluían dos cuartos de juego con radio y televisión, biblioteca, capilla, oficina, consultorio médico y en el segundo piso, los dormitorios de las madres que se encargarían de atenderlos”.

(Notas autobiográficas, Luis Elizondo, 1962)

A lo largo de los años la institución se ha preocupado por mantenerse a la vanguardia tanto en sus instalaciones como en el servicio integral que en ella se proporciona.

El edificio ha sido remodelado y actualizado en su apariencia y funcionalidad de tal forma que continua siendo una excelente opción en cuanto a sus espacios.

Actualmente dispone de habitaciones cómodas que aunque compartidas, permiten la privacidad para cada persona. La capacidad de ocupación es de 80 residentes.

Volver a la página principal